Gulmarg | En la India También Se Puede Esquiar

Cuesta creerlo, pero es cierto. En el corazón de la India, a más de 2.600 metros de altura sobre el nivel del mar, yace Gulmarg, un centro de ski que nada tiene que ver con los centros “modernos” que conocemos.

Cuesta creerlo, pero es cierto. En el corazón de la India, a más de 2.600 metros de altura sobre el nivel del mar, yace Gulmarg, un centro de ski que nada tiene que ver con los centros “modernos” que conocemos. Con sólo dos góndolas, una telesilla y tres pomas, Gulmarg se jacta de tener infinitas pistas. Pero, en realidad, no tiene ninguna. Porque en Gulmarg, cada uno esquía por donde quiere.

Gulmarg1.jpg
Gulmarg es el único centro de ski de Cachemira. // foto: kiwiskiguide.com

Gulmarg está situado en la India, en el estado de Jammu y Cachemira, cerca de la frontera con Paquistán. Es un pequeño pueblo en los picos Pir Panjal, ubicado en el extremo occidental de una de las seis cordilleras que forman las montañas del Himalaya. Su geografía lo convierte en un lugar ideal para esquiar el Himalaya. Está a 52 km de Srinagar, la capital del estado de Cachemira. Con una altura de 2.650 metros, recibe algunas de las nevadas más fuertes de la zona.

Originalmente, Gulmarg era una estación para turistas ricos que buscaban combatir el calor del verano en la montaña. Era el lugar de vacaciones favorito de los reyes mogoles y, más tarde, de la élite británica durante su ocupación india. En 1927, dos oficiales británicos del ejército fundaron el centro de ski de Gulmarg.

KashmirVale
Valle de Cachemira, India. // foto: Wikipedia

Gulmarg tiene una población de 730 personas. Curiosamente, el 99% son hombres. El idioma oficial del estado es el urdu, pero se habla principalmente Cachemira y Dogri. El hindú es la segunda lengua. En las zonas turísticas, es fácil comunicarse en Inglés.

DSCN0539
Gulmarg es sede del remonte más alto del mundo: la Gulmarg Gondola, que se eleva hasta alcanzar una altura de 3.980 metros. // foto: SnowBrains.com

Gulmarg es sede del remonte más alto del mundo: la Gulmarg Gondola, que se eleva hasta alcanzar una altura de 3.980 metros. Como para tener una referencia, la cima de Cerro Catedral se ubica a 2.100 metros. Una vez alcanzada la cima, es posible continuar subiendo hasta alcanzar una altura máxima de 4.224 metros. Desde allí, existen infinitas posibilidades de descenso, que ofrecen hasta 1.960 metros de desnivel vertical, en caras que promedian los 38º de inclinación.

ski_gulmarg_15
Una vez alcanzada la cima, es posible continuar subiendo hasta alcanzar una altura máxima de 4.224 metros. // foto: skigulmarg.com

Para esquiar en Gulmarg es condición necesaria (aunque no obligatoria) contar con un guía que conozca la montaña. Gulmarg recibe unos 14 metros de nieve anuales promedio, y el 99% de su área esquiable es fuera de pista. De los 18 bowls en los que se puede esquiar, solo uno de ellos -“Mary’s Showlder”, el que se encuentra bajo la góndola- está controlado por patrullas que realizan tareas de control de avalanchas mediante explosivos. Esto quiere decir que el riesgo de avalanchas es extremadamente alto si no se toman los recaudos necesarios. Por otra parte, las posibilidades de rescate en caso de emergencia son nulas comparadas con centros de ski en Europa o los Estados Unidos.

ski_gulmarg_03
Al ser terreno no controlado, el riesgo de avalanchas en Gulmarg es alto. // foto: skigulmarg.com

La mejor época para visitar Gulmarg es febrero. Ir en Enero podría significar que no haya nieve, y Marzo podría ser muy tarde -debido a las altas temperaturas-. En cambio, en febrero debería haber una buena capa base, y las temperaturas deberían mantenerse frías. A pesar de ser el mes más concurrido, el terreno esquiable es tan amplio que, después de una tormenta, deberán pasar días hasta que no encuentres un poco de powder. Lo ideal es ir -por lo menos- unas dos semanas. De ese modo, te asegurás una o dos tormentas y no estás tan condicionado por algún retraso en tus vuelos (bastante común), cierre de la gondola por causas inexplicables (muy común) o problemas estomacales (inevitable).

ski_gulmarg_38
Locales en Gulmarg. // foto: skigulmarg.com

Sin dudas, Gulmarg es uno de esos destinos que todo esquiador debe conocer en algún punto de su vida. Un lugar remoto, exótico, distinto a todo lo que conocemos, con infinitas posibilidades de ski fuera de pista, pero mucho más aún para descubrir en cuanto a la cultura y formas de vivir.

ski_gulmarg_12
A pesar de ser un centro de ski “no convencional”, Gulmarg no resigna calidad de nieve ni pendientes como ésta. // foto: skigulmarg.com

No por nada, la primera entrega de A Skier’s Journey transcurre en el mágico pueblo de Gulmarg, en la India. Te invitamos a verlo.

Las Leñas Extremo: La Cara de la Moneda que lo Hace Tan Especial

Por un lado, un pequeño, remoto y casi escondido centro de ski al pie de los Andes, el cordon montañoso continental más extenso del planeta Tierra. Ideal para familias, amigos y principiantes, y sede de uno de los after-ski más excitantes del mundo. Por el otro lado, un sitio al que todo todo aquel que se considere un snowboarder o esquiador “insaciable” debería visitar al menos una vez antes de morir. Las Leñas es un paraíso ridículamente asombroso para lo que se conoce como esquí extremo. Gente de cada rincón de los cinco continentes llega a Las Leñas en busca de su misterioso e imponente terreno. Hoy, nos vamos a focalizar en este último lado de la moneda.

TU MARCA, ACÁ

Por un lado, un pequeño, remoto y casi escondido centro de ski al pie de los Andes, el cordon montañoso continental más extenso del planeta Tierra. Ideal para familias, amigos y principiantes, y sede de uno de los after-ski más excitantes del mundo. Por el otro lado, un sitio al que todo todo aquel que se considere un snowboarder o esquiador “insaciable” debería visitar al menos una vez antes de morir. Las Leñas es un paraíso ridículamente asombroso para lo que se conoce como esquí extremo. Gente de cada rincón de los cinco continentes llega a Las Leñas en busca de su misterioso e imponente terreno. Hoy, nos vamos a focalizar en este último lado de la moneda.

Ubicación

Argentina es el octavo país más grande del mundo, y tiene una población de aproximadamente 40 millones de personas. Es el país hispano-hablante con más superficie del mundo. Existen cerca de quince centros de ski en Argentina, ubicados a lo largo de la Cordillera de Los Andes, justo en el límite con Chile. Las Leñas es uno de los más importantes. Se encuentra en la zona central de la cordillera, en la provincia de Mendoza, a 1.100 kilómetros de la capital nacional, Buenos Aires.

Captura-de-pantalla-2017-05-20-a-las-11.02.59-1140x500
Mapa mostrando la ubicación de Las Leñas. // fuente: Google Maps

El Centro de Ski

Es difícil de imaginarlo, especialmente si uno no tuvo la suerte de conocerlo. Las Leñas es nada más -y nada menos- que un centro de ski. No hay un “pueblo”. Solo algunos shops en lo que se conoce como “la Pirámide” (vendría a ser como el “shopping” de Las Leñas) y, como no podía faltar, un súper chino. Si no te gusta esquiar o hacer snowboard, no vayas a Las Leñas en invierno. La vas a pasar mal.

las-lenas-2
Las Leñas es nada más -y nada menos- que un centro de ski.

Las Leñas es un valle, que lleva ese mismo nombre. Del lado oeste del valle, sobre el Cerro Fósiles, yace el centro de ski. La montaña se puede dividir claramente en dos sectores: por un lado, el frente de la montaña y, por el otro, la zona de Marte. La mayoría de los remontes, 8 para ser exactos, se encuentran en el sector frontal.

frontside2-2
El frente de Las Leñas

Pero lo que hace tan especial a este centro de ski es la zona de Marte. Es una escalera al paraíso, literalmente. Primero, arrancando a 2.240 metros sobre el nivel del mar, te tomás la silla o el poma de Venus. Luego, la silla de Neptuno, que te deja justo en la base de una de las más famosas, icónicas y aterradoras sillas dobles del mundo: la TS Marte.

marte-2
La telesilla Marte.

Venus. Apolo. Júpiter. Iris. Mercurio. Vulcano. Virgo. Atenas. Corinto. Escorpio. Caris. Todas las cosas en Las leñas -sí, los hoteles también- derivan su nombre de algún Dios Griego o Romano. “Marte” es el Dios de la Guerra. Sólo sentarse en la silla de Marte, colgando de un cable soportado por columnas insertadas en la roca y formando ángulos de 45º con el valle, sintiendo el silencio de la inmensidad y el ruido del viento chillar, hacen de la subida una experiencia única. Es surreal. Si el cielo está despejado, llegar a la cima será un momento glorioso. Desde la cima de Marte, se puede apreciar -de un lado- los infinitos picos nevados de la cordillera. Del otro, el valle, la pre cordillera, y al fondo, la meseta.

Por último, se debe esquiar unos metros hasta la base del poma de Iris. Este poma te llevará a lo más alto, a una altitud de 3.430 metros. Desde ahí, las posibilidades son incontables. La decisión es tuya. ¿Por dónde vas a bajar?

IMG_9782-1140x855
Vistas desde lo más alto del Cerro Fósiles.

A algunas personas les gusta decir que en Las Leñas se puede practicar heli-skiing desde una telesilla. La razón de estas afirmaciones es que en Las Leñas es sumamente fácil acceder a terrenos extremadamente complejos, todo gracias a una combinación de medios de elevación. A pesar de que el trayecto (desde la base hasta la cima) dura unos 40 minutos, en otras partes del mundo, llegar hasta lugares como éstos requeriría -inevitablemente- el uso de un helicóptero.

img_2658-2

Backcountry y Fueras de Pista

Como ya dijimos, el valor agregado de Las Leñas es su backcountry y sus posibilidades de esquiar fuera de pista. Las razones por las que Las Leñas tiene uno de los mejores terrenos de Sudamérica -y del mundo- son muchas. Acá te mencionamos algunas de ellas

  1. La altitud. El hecho de estar a más de 3.000 metros posibilita pendientes muy pronunciadas y el desnivel vertical más grande del continente.
  2. El acceso a este terreno, gracias a la telesilla de Marte.
  3. El hecho de que todo el esquí es por encima de la línea de vegetación. Al no haber árboles, se crea un impactante escenario, digno de otro planeta.
  4. El terreno rocoso, que genera canaletas, cliffs de todos los tamaños y muchas otras características naturales favorables para el freeski.

“En Las Leñas hay dos montañas: una es la de abajo, la de las modelos y lo fashion; la otra está acá arriba, la de el silencio, la naturaleza potente y los esquiadores extremos”, decía Fernando Fassano, coordinador de Actividades de Montaña en 2006  para una entrevista a LA NACIÓN.

Cerro-Torrecillas-Tower-Mountain-Argentina-2

Los primeros: Gregg Wardle y Thomas Perren

Wardle fue uno de los primeros esquiadores de fuera de pista que llegó al valle en los ’80s. Hoy, vive practicamente en invierno, pasando más de 300 días al año en la nieve.

545571h765-2
Gregg Wardle en la canaleta de Eduardo, tiempo atrás.

“En Europa caminás cinco horas y seguís viendo gente, acá caminás 45 minutos y estás solo,” decía Gregg Wardle, Director de la Escuela de Ski, para ese mismo diario en 2006

En aquellos días, ninguno de todos estos fueras de pista tenía un nombre, porque nadie se había animado ni siquiera a observarlos. Esquiar por esos lugares era impensado en esa época. Wardle hizo ese trabajo, no solo nombrando a muchos de ellos, sino también esquiándolos. Una de estas bajadas, Las Vegas, se llama de ese modo ya que cuando la descendió por primera vez, se encontraba con dos americanos de esa ciudad. Como ésta, hay mil anécdotas más.

6-2

Mapas de Thomas

También a fines de esa década, el instructor y guía de montaña suizo Thomas Perren llegó a Las Leñas. Además de ser un gran esquiador, era un muy buen dibujante, y se encargó de realizar el primer y único mapa de los fueras de pista de Las Leñas. Fue publicado en 1994, y todavía sigue siendo un libro incompleto sin ninguna foto. Solamente sus dibujos.

PENTAX DIGITAL CAMERA
Thomas Perren (izq) es el autor de este fantástico libro.

Sin embargo, más tarde, Thomas, quien amaba tanto a este lugar, se vio ante la necesidad de hacer un trabajo aún mejor, y decidió empezar su segundo libro. El proyecto comenzó en 2003 y se terminó y editó en 2009. Es una obra extraordinaria, que todo esquiador del backcountry que quiera comenzar a explorar el patio de atrás de Las Leñas debería tener. Es como la Biblia del freeride en Las Leñas. En este libro, Thomas describe -mediante fotografías panorámicas y una serie de mapas topográficos- los 210 posible itinerarios de fuera de pista a los que se puede acceder alrededor del centro de ski. Además, cada uno está numerado y posee una breve reseña y explicación acerca de cómo encontrarlo y esquiarlo.

FullSizeRender-14-1140x770
Portada del libro de Thomas Perren.

Las Líneas Famosas

Mencionamos que en Las Leñas hay más de 210 fueras de pista. Cada uno de ellos tiene un terreno distinto, un aspecto distinto, una complejidad distinta, y una característica distinta que lo hace único y especial. Pero todos tienen algo en común: deben ser respetados en cada momento, porque no perdonan.

Marte

Marte es la bajada que va por acabo de la silla que lleva el mismo nombre. En el libro, Thomas describe a Marte como una bajada extrema y peligrosa si las condiciones de nieve no son las ideales. La pendiente llega a 38º en algunos lugares. Con nieve polvo en mucho más fácil. Se puede acceder mediante una silla.

FullSizeRender-15-1140x855
Marte, vista desde el libro de Thomas Perren

Eduardo

Esta canaleta es sencillamente espectacular, y una de las más famosas del área. Sus caras varían de Sur a Nor-Este. Con una entrada de 45º a 50º de pendiente, tiene un desnivel vertical de 1.200 metros hasta desembocar casi en la base del complejo. Se llama de esa forma en honor a un instructor de ski llamado Eduardo, quien falleció ahí. Al igual que Marte, se puede acceder mediante un remonte.

El Collar

Hay una formación rocosa muy extraña en la cima del Cerro El Collar, que hace a este lugar único. Una serie de rocas en lo alto de la montaña crean lo que de lejos pareciera tener la forma de un collar. No presenta una complejidad extrema, pero ofrece miles de bowls muy amplios que se encuentran entre estas gigantes rocas, variando desde el Norte hasta el Sudeste. Es fácil acceder, pero requiere una corta caminata.

file-1
El Collar.

Cerros Martin, Entre Ríos y Torrecillas

Desde lo más alto de la telesilla de Marte, y si se observa al Oeste, se podrán apreciar tres grandes montañas: el Cerro Martin, el Entre Ríos y el Torrecillas. A todos ellos se puede acceder mediante caminatas que varían desde los 45 minutos a 4 horas. Pero tienen que creernos, la subida vale la pena.

El enemigo: el Viento

Algo que tenés que saber antes de venir a Las Leñas es que -a lo mejor- vas a necesitar hacer uso de la virtud de la paciencia. El clima es impredecible, y el viento podría arruinar tu experiencia. Como dijimos anteriormente, la silla de Marte es la llave de acceso a otro mundo. Pero no es raro que Marte esté cerrado… A veces por viento, otras por condiciones adversas, otras por poca visibilidad o por riesgo de avalanchas, y algunas simplemente porque sí. Pero va a suceder: en algún momento de tu estadía, Marte va a cerrar, y tendrás que quedarte en el frente de la montaña, haciendo largas filas y esquiando en las pistas, esperando que vuelva a abrir.

img_26321-2
El viento, el gran enemigo de Las Leñas.

Riesgo de Avalanchas

Aunque Las Leñas realiza un extensivo trabajo de control y mitigación de avalanchas, sigue siendo un terreno muy expuesto, donde las avalanchas podrían suceder en cualquier minuto. En 2015, una avalancha durante una tormenta golpeó la silla de Neptuno, obligándola a cerrar por dos semanas, e imposibilitando llegar a Marte. En 1999, otra avalancha mató a dos operadores de telesillas y dañó un hotel. Más aún, Jordi Tenas y Txema Trull, dos freeriders Españoles, pasaron más de 12 horas bajo la nieve, después de que una avalancha enterrara por completo su carpa, en la zona del Torrecillas. Txema sobrevivió al accidente, pero, desgraciadamente, Jordi no tuvo la misma suerte.

13680552_10157210356895014_7285497800709360330_n-2
Avalancha en la zona de Vulcano, Las Leñas.

Por eso, si se decide ir fuera de pista, todos los esquiadores y snowboarders deberían estar bien preparados. ¿Qué significa esto? Significa, por un lado, disponer de un buen conocimiento acerca de cómo manejarse en terreno de avalanchas y cómo actuar frente a una situación, además de estar atento al clima y a las condiciones de la nieve. Por el otro lado, todos deberían llevar -al menos- ARVA, sonda, pala y un buen compañero, igual de equipado. Pero más importante aún, es necesario saber usar los dispositivos. Un transmisor-receptor es totalmente inservible si no se sabe usar. Una mochila airbag también es altamente recomendable. Siempre que se opte por salir del área del resort, se debe hacerlo mediante las puertas señalizadas y habiendo firmado un deslinde de responsabilidad en caso de accidente.

Además, siempre se debe conocer el sitio al que uno se dirige, o hacerlo acompañado por alguien que lo conozca. Es posible contratar guías especializados en la Escuela de Ski. Otra alternativa es contratar lo que se conoce como la Extreme Expedition, una actividad de día completo, a bordo de una máquina pisanieves que te proverá acceso a uno de los mejores terrenos que puedas imaginar.

Una razón más para visitar Las Leñas

No por nada, Aymar Navarro y Adria Millan eligen Las Leñas año tras año para pasar sus veranos. A continuación, su último proyecto, South Lines”, un cortometraje de unos 15 minutos que muestra alguas de las mejores bajadas de Las Leñas.

Como dice Warren Miller, “si no lo hacés este año, cuando lo hagas vas a ser un año más viejo”. Esquiar en Las Leñas es esquiar en un lugar completamente distinto. Y si todavía no lo hiciste, ésta es tu oportunidad.

Chapelco: Salieron Fuera de Pista, Se Perdieron y Pasaron la Noche a la Intemperie | Ya Fueron Rescatados

El hecho ocurrió ayer por la tarde cuando tres turistas bonaerenses, oriundos de la localidad de Chacabuco, practicaban snowboard en el Cerro Chapelco, cuando en cierto momento los jóvenes decidieron salirse a una zona fuera de pista.

Noticia original: RSM Realidad Sanmartinense 

El hecho ocurrió ayer por la tarde cuando tres turistas bonaerenses, oriundos de la localidad de Chacabuco, practicaban snowboard en el Cerro Chapelco, cuando en cierto momento los jóvenes decidieron salirse a una zona fuera de pista. Al no conocer, terminaron perdiéndose y debieron pasar la noche a la intemperie, ya que se encontraban desorientados en una zona oscura.

cerro5

Una vez que personal policial recibió el alerta, salieron a primera hora de hoy a su búsqueda, en cooperación de miembros del grupo GEOP, donde afortunadamente a pocas horas de iniciada la búsqueda, lograron encontrar a los tres jóvenes desaparecidos en buen estado de salud. Fueron encontrados en el camino a Valle Alto, y se les hizo las revisaciones correspondientes para determinar su buen estado de salud.

cerro3

EN FOTOS: Fuera de Pista en Las Leñas | Ponce I, Jardín Colgante y Gasex

Cuando la nieve no acompaña, hay que rebuscárselas si se quiere encontrar algo de powder. Durante la semana pasada, el Cerro Martín era una buena opción para encontrar algo de nieve fresca sin salirse demasiado del Valle. Pero otra semana de calor y un gran caudal de esquiadores que bajaron por sus varias líneas posibles hicieron que se tornara muy duro. Entonces, era hora de buscar algún otro lugar…

Cuando la nieve no acompaña, hay que rebuscárselas si se quiere encontrar algo de powderDurante la semana pasada, el Cerro Martín era una buena opción para encontrar algo de nieve fresca sin salirse demasiado del Valle. Pero otra semana de calor y un gran caudal de esquiadores que bajaron por sus varias líneas posibles hicieron que se tornara muy duro. Entonces, era hora de buscar algún otro lugar…

Ponce I y Ponce II (Jardín Colgante)

Los Cerro Ponce I y II están ubicado en el backcountry de Las Leñas. Por su disposición y características, el viento suele acumular buena nieve en ellos, lo que permite encontrar polvo incluso después de varios días sin nevadas. La subida demanda entre 2 horas y media y 3 horas y media, desde el punto 3.123 metros, bajo el anfiteatro del Torrecillas. Para el Ponce I, desde allí, se debe subir hasta el paso Juno para luego continuar subiendo por las mismas canaletas por las cuales se va a descender después. Tanto la subida como la bajada son expuestas. Para el Ponce II, se pasa por debajo de la cara Sur del Ponce I, hasta llegar a las pendientes de cara Sur-este del Ponce II. Luego, se debe subir por la cara Este, que es cada vez más inclinada. Antes de la cumbre, se baja por el Jardín Colgante, el cual tiene una roca con una apertura tipo túnel y va paralela a la subida.

Hoy, las condiciones de nieve sorprendieron por su altísima calidad. Como dijimos antes, es notable la acción del viento en la zona. Sorprende aún más el hecho de haber encontrado powder si se tiene en cuenta la poca nieve que hay en Las Leñas y la seguidilla de días sin nevar que se ha dado.

FullSizeRender 16.jpg
Mapa que muestra la ubicación del Cerro Ponce I y Ponce II. // Fuente: “Los Mapas de Thomas”, Thomas Perren
WhatsApp Image 2017-08-01 at 20.31.19
Cerro Ponce, hoy. // Foto: Rosario García Mansilla | SouthPow
WhatsApp Image 2017-08-01 at 20.31.19(1)
Cerro Ponce, hoy. // Foto: Rosario García Mansilla | SouthPow
WhatsApp Image 2017-08-01 at 20.31.21
Cerro Ponce, hoy. // Foto: Rosario García Mansilla | SouthPow
WhatsApp Image 2017-08-01 at 20.31.23
Cerro Ponce, hoy. // Foto: Rosario García Mansilla | SouthPow
WhatsApp Image 2017-08-01 at 20.31.24
Cerro Ponce, hoy. // Foto: Rosario García Mansilla | SouthPow
WhatsApp Image 2017-08-01 at 20.31.25
Cerro Ponce, hoy. // Foto: Rosario García Mansilla | SouthPow

El Gasex

El Gásex es un fuera de pista muy divertido, que se encuentra sobre la ladera de Ceñidor. Sus puntos fuertes son la calidad de su nieve, que se mantiene mejor por tener forma de canaleta, y su fácil acceso (basta con tomar la silla de Caris para llegar a él). Son 300 metros de gran pendiente que desembocan en una protección pasiva de avalancha para la pista y la telesilla de Venus. Actualmente, no tiene mucha nieve, y se debe ir con extrema precaución ya que está bastante duro y hay mucha piedra a la vista.

WhatsApp Image 2017-08-01 at 21.58.59
El Gasex, hoy, visto desde arriba. // Foto: Vicente Wagener | SouthPow
WhatsApp Image 2017-08-01 at 21.59.00
El Gasex, hoy, visto desde abajo. // Foto: Vicente Wagener | SouthPow
WhatsApp Image 2017-08-01 at 21.59.02
El Gasex, hoy, visto desde arriba. // Foto: Vicente Wagener | SouthPow

 

AVALANCHAS: Cómo Mantenernos A Salvo Cuando Esquiamos Fuera de Pista

Cuando uno descubre la sensación de libertad que genera esquiar fuera de pista, ya sea dentro del resort o fuera del mismo, en lo que se conoce como backcountry, es muy difícil que quiera volver a esquiar en las pistas demarcadas, y generalmente repletas de gente. La nieve virgen bajo los pies, el powder golpeándote en la cara a cada giro, la sensación de pequeñez frente a la inmensidad de las montañas, el sonido del viento chillando sin cesar y los imponentes paisajes cordilleranos son solo algunas de las cosas que hacen del esquí o snowboard fuera de pista algo mágico. Sin embargo, todo lo bueno tiene sus riesgos, y esta no es la excepción. Aparte de los riesgos conocidos del deporte, como caídas y golpes contra piedras o árboles, el mayor peligro cuando uno se aventura a terreno no controlado por los pisteros es el de las avalanchas.

Cuando uno descubre la sensación de libertad que genera esquiar fuera de pista, ya sea dentro del resort o fuera del mismo, en lo que se conoce como backcountry, es muy difícil que quiera volver a esquiar en las pistas demarcadas, y generalmente repletas de gente. La nieve virgen bajo los pies, el powder golpeándote en la cara a cada giro, la sensación de pequeñez frente a la inmensidad de las montañas, el sonido del viento chillando sin cesar y los imponentes paisajes cordilleranos son solo algunas de las cosas que hacen del esquí o snowboard fuera de pista algo mágico.

st-anton-powder-skiing-750x550

Sin embargo, todo lo bueno tiene sus riesgos, y esta no es la excepción. Aparte de los riesgos conocidos del deporte, como caídas y golpes contra piedras o árboles, el mayor peligro cuando uno se aventura a terreno no controlado por los pisteros es el de las avalanchas.

Como-se-produce-una-avalancha-003

Todos los años, más de 150 personas mueren alrededor del mundo a causa de este fenómeno natural. Las avalanchas pueden alcanzar velocidades de más de 120 kilómetros por hora en tan sólo 5 segundos, y son capaces de arrancar y llevarse consigo todo lo que encuentren en su camino.

avalanche.jpg

Dentro de los límites de los centros de ski, los patrullas o pisteros son los encargados de realizar extensos controles de avalanchas. Pero, fuera de los límites del centro, cada uno está por su cuenta…

NYT2009010817343709C

Entonces, ¿cómo podemos hacer para salir fuera de pista y no exponernos al peligro de las avalanchas? La realidad es que no existe una respuesta perfecta, pero sí una única respuesta: consciencia, educación, equipamiento, práctica, experiencia y responsabilidad.

 

Equipamiento

El equipamiento básico para el esquí fuera de pista consiste en un equipo ARVA, una sonda y una pala. Veamos para qué sirve cada uno.

ARVA

En inglés beacon o transciever, su traducción sería algo como “dispositivo emisor-receptor”. Sirve para localizar o ser localizado en caso de enterramiento. En la mayor parte del tiempo, el usuario debe tener el dispositivo activado. De este modo, el aparato emite pulsaciones todo el tiempo. Luego de una avalancha, y si el portador del dispositivo se encuentra a salvo, debe cambiarlo del modo “transmisor” al modo “receptor” para utilizarlo para la búsqueda de señales de víctimas de la avalancha que se encuentren enterradas, y cuyos dispositivos contnúen en modo “transmisor”.

bca-tracker-dts-beacon-front.jpg

Sonda

Una vez que se localizó a la víctima, se utiliza la sonda para obtener una ubicación más precisa. Una sonda es -básicamente- una vara larga, que se pliega como los pasantes de una carpa. Tiene más o menos dos metros y medio de largo.

arva-pro-2-80-avalanche-probe-red-orange-yellow

Pala

Finalmente, y si se tuvo éxito en la búsqueda de la persona enterrada, se debe utilizar una pala para extraerla. Existen palas de todos los tipos, y por lo general son muy livianas, por lo que no representa una incomodidad para el esquiador.

BCA-B1-EXT-Shovel_C1316SH51010_2

Además de estos tres esenciales (y el casco, que ni mencionamos porque lo damos por sentado), existen otros dispositivos que son altamente recomendables. Veamos algunos de ellos.

Mochila Airbag

La mochila airbag es un producto que no debe usarse como reemplazo del arva, sonda y pala, sino como un complemento de los mismos. A parir de principios físicos muy sencillos, la mochila cumple la función de desplegar un airbag, aumentando la superficie del esquiador y así reduciendo significativamente las chances de terminar bajo la nieve. Además, en el caso de que hubiera cliffs o piedras, sirve como protección. Como contrapunto, no siempre es sencillo activarlo, ya que muchas veces todo sucede demasiado rápido y no se llega a tirar del gatillo (un gancho a la altura del pecho).

Avalung

El Avalung es un dispositivo que incorpora una boquilla que va conectada a un sistema de filtros en la parte delantera y que permite que respires aire cuando estás bajo la nieve, y expulses el aire caliente y pobre en oxígeno a través de una válvula en la parte trasera. De esta manera se reduce el riesgo de que la nieve se te hiele alrededor del rostro (y en consecuencia te envenenes por dióxido de carbono). La boquilla evita que la nieve te bloquee las vías respiratorias. El Avalung te puede dar un tiempo adicional y aumentar así las posibilidades de que el rescate tenga éxito. El Avalung funciona pero tiene limitaciones, como la dificultad de de meterte la boquilla en la boca cuando estás enterrado en nieve muy compacta.

150011_avalung2_web.jpg

RECCO

Este pequeño reflector viene incorporado en la mayoría de las camperas o pantalones de ski o snowboard. El reflector es pasivo, lo que supone que para encontrar a la víctima, el equipo de rescate debe ir equipado con un detector de RECCO. Son muchas los centros de ski que disponen de este sistema. Su principal limitador es el tiempo, ya que hay que esperar a que llegue el equipo de rescate antes de poder empezar a localizar a la víctima.

Educación, Práctica y Experiencia

De nada sirve tener todos los dispositivos antes mencionados si no se sabe como usarlos adecuadamente. Además, lo ideal sería no tener que recurrir a ellos. Pero para eso, es importante educarse en la materia.

Como dice Bruce Tremper en su libro “Manteniéndose vivo en terreno de avalanchas”, las avalanchas no se desatan sin previo aviso. Terremotos, meteoritos, e incluso el amor pueden desatarse sin señales previas. Pero las avalanchas, generalmente emiten señales que son obvias. Además, las avalanchas no se “desatan”, sino suceden en momentos particulares en sitios particulares y por razones particulares. En el 93% de los casos, las avalanchas son “desatadas” por la víctima o por alguien en el grupo de la víctima. Una correcta educación sería aprender a distinguir esas potenciales señales, para evitar transitar o esquiar por terreno propenso a una avalancha.

Captura de pantalla 2017-06-25 a la(s) 23.14.00
En el 93% de los accidentes de avalanchas, la misma es desatada por la víctima o por alguien en el grupo de la víctima.

Aunque en la Argentina y en Chile no sea tan común, existen diversos programas de cursos internacionales que se llevan a cabo en Sudamérica. Haremos mención a uno de los principales: el AIARE (Instituto Americano de Investigación y Educación en Avalanchas). El AIARE es un de las organizaciones más prestigiosas a nivel mundial en cuanto a educación de avalanchas, y actualmente existen tres niveles a los que uno puede aspirar alcanzar, además de cursos introductorios sobre el tema.

Rescue_Avy_TedRoxbury1.jpg

Este año, se dictarán cursos tanto en Argentina como en Chile, desde el curso de rescate en avalanchas hasta el AAIRE Nivel 2. Los mismos se dictarán en Santiago de Chile, Ushuaia, Bariloche y Malalcahuello. Se puede consultar fechas e inscribir accediendo acá.

Pero como todo, la teoría no alcanza. Como bien dicen los expertos, la educación en materia de avalanchas es un constante camino en búsqueda de la perfección. Pero a la larga, no es una ciencia exacta, y las variables son demasiadas. Siempre hay margen para equivocarse y un error en la montaña puede ser fatal. Por eso, la experiencia juega un rol fundamental.

ari-2010-2.jpg

Ahora bien, como dijimos recién, hasta los más precavidos, experimentados guías pueden equivocarse. Y ahí es donde entra en juego la prática. Saber usar nuestros equipos. Saber cómo actuar frente a una situación. Es muy simple -y hasta divertido- aprender y practicar sobre cómo hacer un correcto rescate en caso de avalancha, ya sea con el uso del ARVA, o sin el uso del mismo.

winter-avalanche rescue

Existen, por último, muchas lecturas sobre avalanchas. Comprender estos fenómenos desde un marco teórico también nos va a ayudar a ser más cautos en la toma de decisiones. Uno de los libros que no te puede faltar es “Staying Alive In Avalanche Terrain” (“Manteniéndose vivo en terreno de avalanchas”), de Bruce Tremper.

av_terrain_1000.jpg

Responsabilidad

Por último, la responsabilidad. La diferencia entre sobrevivir o no en la montaña puede ser tan simple como una correcta decisión. De hecho, mantenerse seguros en terreno montañoso depende en un 99% de nuestra correcta toma de decisiones. Saber poner en la balanza el riesgo que implica la recompensa, y, a partir de allí, elegir bien. Para eso, además de educación y experiencia, hace falta una gran cuota de sentido común. Ser responsables y prudentes depende de nosotros mismos.

Checklist Antes de Salir a Terreno No Controlado

1. Equipamiento

Esencial de rescate

  • ARVA
  • Sonda
  • Pala

Recomendado de Supervivencia

  • Mochila Airbag
  • Avalung
  • Al menos dos reflectores RECCO en el cuerpo

Estudio de la nieve

  • Serrucho de nieve
  • Inclinómetro
  • Kit de estudio de capas de nieve

De Comunicación

  • Radio o teléfono para comunicarse en caso de emergencia

BCA-collage

2. Práctica

No sólo se debe tener el equipamiento apropiado, sino que también se debe saber como usarlo. Practicar con los dispositivos propios antes de la temporada puede ser una buena forma de adquirir los hábitos.

3. Educación

Saber -desde la teoría- cómo moverse adecuadamente por la montaña. Saber distinguir terreno propenso a avalanchas y poder reconocer los caminos más seguros para transitar. Todo esto se adquiere mediante cursos, certificados o incluso libros especializados.

4. Experiencia

La experiencia es fundamental. Uno aprende de sus errores, pero, en este caso, un error puede costarte la vida. Por eso, si todavía no tenés mucha experiencia, te recomendamos contratar un guía de montaña, para que de a poco puedas ir ganando ese know-how.

 

5. Información

Informarse acerca de los pronósticos, el estado de la nieve, el peligro de avalanchas en el lugar al que se quiere visitar, etc. Acercarse a la jefatura de pistas, charlar acerca del itinerario, de las condiciones dadas, etc. Con información, es mucho más fácil tomar buenas decisiones.

avy-embed

6.  Compañía

Tal vez sea el punto más importante. ¿Con quién vas a esquiar fuera de pista? Jamás se te ocurra hacerlo sólo. Es una inconsciencia, ya que en la mayoría de las avalanchas en las que la víctima es enterrada, es imposible que logre salir de la nieve por sus propios medios. Esto quiere decir, en otras palabras, que si vas sólo, te agarra una avalancha y te entierra, te vas a morir. Nadie sabe dónde estás, y vos no podés hacer nada para salir. Por eso, es indispensable contar con un compañero en el que confíes plenamente. En caso de que te ocurra un accidente, él y sólo él será el encargado de rescatarte.

SKI-TOUR_RS.jpg

Este invierno, ¡cuidémonos!

AVALANCHAS: Por Primera Vez en 26 Años, Utah Cerró Su Temporada Sin Víctimas Fatales

Las avalanchas son el mayor peligro cuando uno se aventura en el backcountry. En promedio, sólo en los Estados Unidos mueren unas 27 personas al año a causa de este fenómeno natural. La gran mayoría de ellos son, por lo general, esquiadores y snowboarders.

Las avalanchas son el mayor peligro cuando uno se aventura en el backcountry. En promedio, sólo en los Estados Unidos mueren unas 27 personas al año a causa de este fenómeno natural. La gran mayoría de ellos son, por lo general, esquiadores y snowboarders.

45ccb8d4-bdc5-4342-a064-395a69ad0e32-large16x9_1280x720_40226B00LNTMU.png.jpeg
Avalancha en Estados Unidos. // foto: Utah Avalanche Center

En cuanto a cantidad de nieve, esta última temporada fue, para el país norteamericano, una de las mejores de los últimos tiempos. Que todavía -en pleno verano (allá)- haya cuatro centros de ski abiertos y operando es una clara muestra de la enorme cantidad de nieve que cayó por esos pagos.

A contramano de lo que el sentido común podría hacernos creer, y por primera vez en 26 años, el estado de Utah, uno de los más propensos a avalanchas, cerró su temporada sin víctimas fatales a causa de avalanchas. En el resto del país, por su parte, se registraron solamente 12 víctimas fatales, 8 de las cuales eran esquiadores y snowboarders, es decir, una baja de 55% con respecto al promedio.

090219_hg_4623 .dng
Utah se caracteriza por tener una de las mejores nieves del mundo.

Ojalá que la baja en el número de fatalidades sea un indicador de la conciencia que se está tomando sobre el tema, y de la educación que se está llevando a cabo. En Sudamérica se realizan algunas clínicas pero, por lo general, es muy bajo el porcentaje de gente que está al tanto de los peligros de las avalanchas y los fueras de pista.

CRW_1714.jpg
Desde el Utah Avalanche Center se encargan de estudiar y monitorear las capas de nieve acumulada. // foto: Utah Avalanche Center

“Es todo un desafío. Cada año vemos a más y más personas esquiando fuera de pista, lo que significa que día a día tenemós más gente en terreno propenso a avalanchas. Sin embargo, cada vez tenemos menos o la misma cantidad de muertes. Creemos que las fatalidades están definitivamente decreciendo” dijo Mark Staples, director del Centro de Avalanchas de Utah (Utah Avalanche Center).

da77aea486094eaf07e8f41e9276d79f-3.jpg
Mapa mostrando todos los centros de ski de los alrededores deSalt Lake City, en Utah. // foto: Ski Utah

En Utah se encuentran centros de ski como Park City (el más grande de norteamérica), Alta, Snowbird, Brighton, Deer Valley, Solitude, Powder Mountain y Snowbasin, entre otros. Se caracteriza por ser uno de los lugares con más (y de la mejor) nieve del mundo.